Artículo de Fundación OAFI

Dieta mediterránea para protegerte de la artrosis

Todos sabemos que una dieta equilibrada, variada y saludable influye positivamente en nuestra salud y reduce el riesgo de muchas enfermedades. Pero ¿existe una dieta específica para la artrosis?

Se conoce desde hace tiempo que la Dieta Mediterránea tiene un efecto favorable sobre la salud cardiovascular, algunos tipos de cáncer, enfermedades crónicas y el rendimiento cognitivo, ¿podría ser que fuera beneficiosa también para la salud articular y la artrosis?

El papel de la nutrición en las patologías crónicas está siendo cada vez más estudiado y el patrón de Dieta Mediterránea ha sido relacionado con reducción de la inflamación de rodilla en pacientes con artritis reumatoide, razón por la cual se estudia también la influencia que podría tener en la artrosis.

En una revisión de tres estudios publicados, los investigadores llegaron a la conclusión de que, efectivamente, seguir una alimentación acorde con el patrón de Dieta Mediterránea es beneficioso para la artrosis y la salud articular en general.

¿Qué relación existe entre la Dieta Mediterránea y la artrosis?

Los resultados demuestran que la Dieta Mediterránea protege y ayuda en la artrosis de diferentes maneras:

• Favorece la calidad de vida de las personas con artrosis al reducir la inflamación, mejorar la amplitud de movimiento de las articulaciones y mejorar el estado de ánimo.
• Tiene efecto protector de la artrosis, ya que las personas que mejor siguen la Dieta Mediterránea presentan menos casos de artrosis (es decir, la prevalencia de artrosis es menor)
• Actúa como una dieta antiinflamatoria, gracias a los componentes presentes en determinados alimentos característicos de este patrón alimenticio que tienen la propiedad de reducir las sustancias inflamatorias y la degradación del cartílago.

¿Nuestra dieta es realmente una Dieta Mediterránea?

Vivir en un país mediterráneo no nos asegura que nuestra alimentación esté en línea con su dieta tradicional, que tiene unas características y alimentos propios. Debemos asegurarnos un alto consumo de frutas, verduras, legumbres, frutos secos, cereales especialmente integrales, pescado -sin descuidar el pescado azul- y marisco, un consumo moderado de aves y huevos y utilizar aceite de oliva virgen como fuente principal de grasa.

En resumen, con una alimentación similar al patrón de Dieta Mediterránea daremos el primer paso para cuidar la artrosis.

Autor: Esther Barnés, farmacéutica y especialista en redacción médica de Nutresalut

Fuente: Morales-Ivorra I, Romera-Baures M, Roman-Viñas B, Serra-Majem L. Osteoarthritis and the Mediterranean Diet: A Systematic Review. Nutrients. 2018 Aug 7;10(8).