La Enfermería, tiene mucho que decir y mucho que hacer en la salud articular de los pacientes con artrosis.

 

La Enfermería, tiene mucho que decir y mucho que hacer en la salud articular de los pacientes con artrosis.

 

 

Dentro del acuerdo marco de colaboración entre la Universidat de Barcelona y OAFI Foundation, hoy hemos visitado la “Escola Universitària d’Infermeria” de la Universitat de Barcelona, Campus Clínic, donde el Doctor J. Vergés, Presidente de OAFI, en su ponencia «La artrosis, un problema sociosanitario», ha destacado el papel fundamental de la Enfermería en esta patología.

 

La Enfermería, tiene mucho que decir y mucho que hacer en la salud articular de los pacientes con artrosis.

 

La artrosis es una enfermedad articular degenerativa grave que afecta tanto el cartílago como el hueso y tejidos blandos de la articulación. Produce dolor y nos limita a la hora de hacer nuestras tareas habituales. A nivel mundial, se calcula que 242 millones de personas la padecen y en España la cifra se sitúa a 7 millones de pacientes. Además, es una de las principales causas de incapacidad laboral permanente y también temporal.

La Fundación Internacional de la Artrosis (OAFI) y la Unidad de Farmacología de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud (Campus Clínic) de la Universidad de Barcelona colaboran en la formación de profesionales sanitarios, psicólogos, enfermeras y fisioterapeutas, en la prevención y en el tratamiento de los pacientes con artrosis (ancianos, deportistas, mujeres postmenopáusicas y niños), para que proporcionen a sus pacientes las herramientas necesarias para autogestionar su enfermedad.

 

La Universidad de Barcelona forma parte de la Agrupación Mundial de la Artrosis, una red liderada por OAFI que está formada por asociaciones de pacientes, sociedades médicas, centros de investigación y administraciones públicas, entre otros agentes implicados en la investigación y concienciación de esta patología y en la mejora de la salud articular de la sociedad.

Muchas gracias a todos los asistentes de la ponencia y a la Doctora Amàlia Lafuente, catedrática de Farmacología de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad de Barcelona, por darnos esta oportunidad.