La Declaración de Liubliana pide el compromiso político para reducir las desigualdades en la salud

OAFI se adhiere a la declaración de Liubliana, un acuerdo sobre el compromiso político para reducir las desigualdades en salud, destacando la necesidad del compromiso de todos los actores involucrados en la política de salud pública en Europa y en el resto del mundo.

La Fundación OAFI junto con más de 30 instituciones europeas firmaron la Declaración de Liubliana sobre el compromiso político para reducir las desigualdades en salud. El documento creado por la Asociación de Salud Pública de la Unión Europea y el Instituto Nacional de Salud Pública de Eslovenia, y presentado en Liubliana en la Conferencia Europea de Salud Pública, reitera el compromiso de sus firmantes con el principio de la Declaración de Alma Ata (1978), la primera declaración internacional que subraya la importancia de la atención primaria de salud y que expresa la necesidad de que todos los gobiernos, todos los trabajadores de salud y desarrollo, y la comunidad mundial, adopten medidas urgentes para proteger y promover la salud de todas las personas. Además, se reiteró el compromiso con la Carta de Ottawa (1986), la Carta de Tallin (2008); y la Declaración de Viena (2016). La declaración de Liubliana destaca la necesidad de que todos los actores involucrados en la política de salud pública en Europa y en el resto del mundo, se comprometan a:

No dejar a nadie atrás: disminuyendo las desigualdades en materia de salud en los países y entre ellos, garantizando el acceso universal a la atención médica y fortaleciendo los sistemas de salud. Esto solo es posible si la atención médica es accesible para todos y los sistemas de salud son fuertes y resistentes.

Dar voz al conocimiento: asegurando que los datos de salud sean científicamente sólidos y ampliamente disponibles. La tecnología de comunicación moderna ofrece un gran potencial para que la salud pública renueve y mejore su enfoque hacia el público y los grupos de población individuales, al menos a aquellos que de alguna manera se quedaron atrás y fueron excluidos de los programas existentes de prevención y promoción de la salud.

Traducir la evidencia a la política: teniendo en cuenta la dimensión política del trabajo de la comunidad de salud pública. La evidencia por sí sola no provocará un cambio de comportamiento. Lo que se necesita es un compromiso político para lograr el cambio.

Creación de capacidad: invirtiendo para eliminar las barreras de alfabetización en salud y promoviendo y facilitando la alfabetización en salud de todos y cada uno de los individuos. Es crucial asumir un papel activo introduciendo herramientas modernas de comunicación en salud pública e incluyendo todos los determinantes que se relacionan con la salud pública.

Incluyendo la salud en todas las políticas: mediante el fortalecimiento de la colaboración intersectorial. Todos los sectores involucrados en la salud o relacionados con la salud deben trabajar juntos. Todos los niveles de toma de decisiones deben incluir: autoridades civiles, autoridades locales, nacionales e internacionales. Solo a través de la política y de la comunicación podemos contribuir a mejorar las condiciones de vida.

En OAFI creemos que el compromiso político es clave para cambiar y mejorar la gestión de la salud y la salud para todos. Nuestro objetivo es mejorar la calidad de vida y el bienestar de los pacientes con artrosis y crear conciencia sobre la artrosis, una enfermedad no transmisible que a menudo se olvida en el gran debate. 

Las estimaciones mundiales indican que el 9.6% de los hombres y el 18% de las mujeres mayores de 60 años tienen artrosis1 sintomática. La artrosis afecta principalmente a personas mayores y mujeres, dos grupos vulnerables dentro de nuestras sociedades que están muy afectados por esta enfermedad crónica. El apoyo de la sociedad y los entornos en los que vive un paciente pueden influir profundamente en la forma de enfrentar la enfermedad y el proceso de curación. Estudios recientes demuestran que el nivel socioeconómico y educativo de los pacientes con artrosis tiene un impacto en su salud y en el proceso de curación. 

Por todas las razones mencionadas, la Fundación OAFI firma la declaración de Liubliana que pide un compromiso político para reducir las desigualdades en la salud y ejecuta continuamente iniciativas, programas e investigaciones en las que el paciente con artrosis se encuentra en el centro, independientemente de su edad, condición económica y social.

Toda la información actualizada en: https://eupha.org/advocacy-by-eupha

  1. Wolf AD, Pfleger B. Burden of Major Musculoskeletal Conditions. Policy and Practice. Special Theme-Bone and Joint Decade 2000-2010. Bulletin of the World Health Organization 2003, 81 (9): 646-656.